¿Cómo usar el tapón anal y como se debe limpiar?

Resultado de imagen para parejas felices

Al comenzar con cualquier forma de juego anal, la clave del éxito comienza de forma lenta y constante. Comience con juguetes anales de menor tamaño, trabajando lentamente hasta tamaños más grandes. Si intentas apresurarte demasiado rápido, esto puede provocar arañazos, rasgaduras o daños en los tejidos del conducto anal que pueden causar cicatrices y pérdida de placer.

Cuanto más relajado y cómodo estés, más fácil será la inserción. Tómate tu tiempo, ¡no es una carrera! ¡Disfruta de las nuevas sensaciones y, por supuesto, asegúrate de utilizar mucho lubricante!

¿Puedes usar el tapón anal en público?

Y sí, por supuesto que puedes. El truco es elegir el tapón anal correctamente. Los tapones anales vienen en todo tipo de formas y tamaños, pero si vas a usar uno en público, hay un par de cosas que debes tener en cuenta.

La primera es que no deberías dejar el tapón anal durante más de 20 minutos. Puede llevar a la ulceración del revestimiento del asno, por lo que si va a salir a caminar, es importante que pueda quitar el juguete en cualquier momento.

Cuando elijas un tapón anal, elije uno que tenga una buena base plana allí, de modo que pueda usar pantalones encima de éste.

Para las personas que desean usar un tapón anal por un período de tiempo más largo, es importante que, uno, tenga en cuenta que cada vez que sientas alguna sensación incómoda, lo quites. Eso ayudará a prevenir cualquier lesión en el ano.

Los tapones anales tienden a querer salir por su propia cuenta de todos modos, por lo que algunas personas usarán un dispositivo especial similar a un cinturón.

El hecho de que puedas mantenerlo en su lugar durante horas y horas no significa que debas hacerlo, así que, de nuevo, si hay alguna sensación de incomodidad, entonces recomiendo eliminarlo, y de esa manera no vas a dañar el ano.

¿Cómo limpiar el tapón anal?

La limpieza adecuada de los juguetes anales es esencial para garantizar la salud y evitar compartir enfermedades sanguíneas como el VIH y la hepatitis C.

Para limpiar los tapones anales, simplemente lava cualquier materia fecal que pueda encontrarse en el juguete con agua caliente. Luego, enjabona tus manos con jabón antibacterial y dales una buena limpieza con agua caliente. Lo mejor es evitar el uso de herramientas de fregado o cepillos, ya que esto puede rayar las superficies del juguete, provocando arañazos en el ano y daños en el juguete.

Deja que el juguete se seque al aire y luego empaquételo para usarlo más adelante. Colocar los juguetes uno al lado del otro puede dañar el juguete, por lo que es mejor colocar cada juguete en una bolsa con cierre hermético individual antes de guardarlo. Esto los mantendrá limpios y frescos para su próxima sesión de juego.

Bueno, espero que esto tenga sentido y ayude a aumentar su seguridad y disfrute del juego anal con juguetes. Si tiene alguna pregunta o comentario, no dude en dejar un comentario a continuación.

Deja un comentario